Comprender los sentidos al beber vino mejora la percepción del mismo

Cuando catamos un vino, hacemos uso de varios sentidos, nuestro cerebro ordena lo que percibimos al catar, enjuicia por medio de procesos extraordinariamente complejos, recibiendo entonces una respuesta subjetiva denominada sensación, que puede ser analizada, reconocida y almacenada en un fenómeno llamado percepción.

Estímulo → Recepción → Sensación → Procesamiento → Estímulo

Estos estímulos son, visuales, olfativos, gustativos y táctiles, lo que se realiza por medio de los órganos sensoriales: ojos, nariz y boca. estos órganos transmiten las sensaciones captadas por a través de los nervios hacia el cerebro, que almacena la información, la procesa y la interpreta en forma de percepción.

Resultado de imagen para fases cata de vinos

gourmandin.e

La intensidad de los estímulos por defecto o por exceso, pueden hacer que los órganos sensoriales de cada persona, reciban o no las sensaciones adecuadamente y de manera diferente. Las personas tienen límites de recepción en función de los estímulos que son definidos como umbrales de percepción, o de detección; cantidad mínima de estímulo necesaria para originar una sensación, aunque ésta puede que no sea identificada. Por otro lado, el umbral de identificación es la cantidad mínima de estímulo que permite identificar la sensación percibida. Por último, el umbral de saturación, o final, es la cantidad máxima de estímulo, por encima del cual no se perciben diferencias de intensidad de la sensación.

La información es transmitida desde el exterior y procesada en milésimas de segundos. Caso aparte es la compresión, aprendizaje y recuerdo de dichas sensaciones que pueden requerir algunos segundos.

El análisis sensorial requiere de una comprensión de todas las partes activas que, en última instancia, servirá para apreciar y disfrutar más el vino.

Se puede clasificar el análisis sensorial en función del estímulo, recepción y percepción.

Estímulo Órgano ele recepción Sensaciones y percepciones
Visual Ojos. Aspecto: color, limpidez, fluidez, efervescencia, etc
Olfativo Nariz. Olor, características, intensidad y persistencia
Olfativo Nariz desde la boca: vía retronasal. Aromas de boca
Gustativo Boca Sabores: características, intensidad, persistencia y equilibrio.
Flavor: suma de sensaciones gustativas y olfativas retronasales
Táctil Boca: reacciones en la superficie de la mucosa. Astringencia, untuosidad, frescor, picor, volumen, ardor, etc
Táctil Boca: labios, lengua y paladar. Frío y calor

 

Notas que pueden interesarte: Aromas y olores que podemos encontrar en los vinos Método para aprender a catar vinos

fuente: vinetur.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: